El regalo más grande del Espíritu Santo es el Espíritu Santo. El Dios vivo se regala a si mismo a los bautizados. Del Espíritu fluyen otros regalos o dones, algunos de los cuales son para la santificación personal y otros para la construcción y el sostén del cuerpo de Cristo. Muchos de estos dones son bastante conocidos para nosotros (sabiduría, consejo, amor) mientras otros son un poco más extraños (sanación, profecía, lenguas). Cualquiera que sea nuestra experiencia, los dones del Espíritu Santo son para todos los cristianos, y nadie debe pensar que los mismos no le aplican a ellos.

Recuerda que puedes activar los subtítulos en español oprimiendo la ‘CC’ que se encuentra en la parte inferior del video y seleccionando ‘Español’.

 

El Espíritu mismo es «el don de Dios» por excelencia (cf. Jn 4, 10), es un regalo de Dios, y, a su vez, comunica diversos dones espirituales a quien lo acoge.  (Papa Francisco)

Preguntas de Discusión:

  1. Los dones del Espíritu Santo se deben experimentar en nuestros diario vivir y son dados generosamente a nosotras para ayudarnos en nuestro caminar con Cristo. ¿Cómo vives esta experiencia?
  2. Reflexiona sobre las experiencias que has tenido donde has estado conciente de los dones del Espíritu Santo. ¿Qué don fue? ¿Sabiduría? ¿Fortaleza? ¿Amor? ¿Paz? ¿Esperanza?
  3. Es esencial que estemos abiertos ante Dios. ¿Cómo visualizas acercarte a Dios con un espíritu abierto/dispuesto? ¿Estás abierta a recibir lo que sea que Dios quiere regalarte?
  4. Discute como es que ves al Espíritu Santo siendo activo en el mundo de hoy.

Reflexión:

Ven Espíritu Santo.

Toma quince minutos de oración personal. Por los primeros minutos trata de estar en silencio interior; entrégale a Dios las distracciones que te llegan. Pídele que te presente los dones del Espíritu Santo que habitan en ti; los dones recibidos en el bautismo como también aquellos dones nuevos con los cuales Dios te quiere bendecir. Ábrete – deja que Dios te bendiga y te unja. En los próximos días y semanas pídele a Dios que te haga sensible al movimiento del Espíritu Santo. Puede ser que sientas un codazo a llamar a alguien, a animar a alguien. Puede que alguien comparta contigo que está enfermo o enferma o alguna otra lucha; en ese momento detente y ora por esa persona.

Textos Claves:

Estos son disposiciones permanentes que hacen al hombre dócil para seguir los impulsos del Espíritu Santo. CIC 1830

La provee y gobierna con diversos dones jerárquicos y carismáticos y la embellece con sus frutos. Lumen Gentium 4

Estos carismas, tanto los extraordinarios como los más comunes y difundidos, deben ser recibidos con gratitud y consuelo. Lumen Gentium 12

La Iglesia, en efecto, es dirigida y guiada por el Espíritu, que generosamente distribuye diversos dones jerárquicos y carismáticos entre todos los bautizados. Chrisifideles Laici 21

Escrituras: Isaías 11:2-3; 1 Corintios 12; Romanos 8:26,12:6-8; Efesios 4:11

Textos y videos tomados de www.thewildgooseisloose.com

Traducidos al español por Carmen Rivera-Gómez

Pin It on Pinterest

Share This