Ya comenzamos un nuevo año. Muchas felicidades. Un nuevo año, un nuevo comienzo, nuevas metas… Todo comienzo trae consigo la esperanza de un futuro lleno de alegrias, metas logradas, y salud entre muchas otras cosas. Para mí, un nuevo año trae todo lo ya mencionado, pero también trae mi palabra del año. Esa palabra con la cual Dios quiere definir el año por venir.

Yo escuché sobre la palabra del año el año pasado y lo hice por primera vez. Estaba en oración por varias semanas pidiéndole a Dios qué palabra definiría el año 2018 para mí. Un día mientras oraba sentí que la palabra escogida para mí era “claridad”. Guardé esta palabra en mi corazón hasta que estaba ya más segura que esa era la palabra. Desconocía el por qué de esta palabra, pero la recibí como mía.

Al finalizar el 2018, como todo año anterior, repasé mi diario leyendo par de entradas para traer a la memoria lo vivido. Al hacer esto me dí cuenta cómo Dios estaba obrando en mi vida para llevarme a la claridad. Cosas que yo entendía de otra manera por décadas recibieron la luz de Dios. Vi mis relaciones con más claridad. Ya las gafas rosadas se cayeron. Para mi sorpresa, Dios estuvo todo el año iluminando mis decisiones, mis relaciones, mis pensamientos, incluso mis culpas.

Después de pasar el shock de haber visto cómo Dios se reveló por medio de mi palabra del año decidí pedirle la palabra para el 2019. Esta vez la palabra vino de inmediato: Restauración. La guardé par de días para estar segura que esa era la palabra, y definitivamente esa es. Después de estar segura, la escribí en mi diario con sus definiciones.

Mi palabra del año para el 2019 es restauración. Aquí está con par de definiciones.
  • Facebook
  • Pinterest
  • Twitter
  • Google+
  • Gmail
  • Print Friendly
  • Yahoo Mail
  • Blogger

Luego hice una búsqueda en el internet por versos bíblicos referentes a mi palabra del año. Encontré muchas. Así que escogí algunas y las incluí en mi diario.

Algunos de los versos escogidos relacionados a mi palabra del año.
  • Facebook
  • Pinterest
  • Twitter
  • Google+
  • Gmail
  • Print Friendly
  • Yahoo Mail
  • Blogger

Luego, escogí doce versos bíblicos relacionados a mi palabra del año. Esos doce versos fueron escogidos porque cada mes del año meditaré sobre uno. Aquí ves una página de mi diario con seis de los versos escogidos.

Algunos de los versos escogidos para meditar uno por mes relacionados a mi palabra del año.
  • Facebook
  • Pinterest
  • Twitter
  • Google+
  • Gmail
  • Print Friendly
  • Yahoo Mail
  • Blogger

Como ya vamos por enero, quiero enseñarte lo que hice con el verso de enero. Esta es la manera que escogí para meditar sobre este verso. Quizás el mes que viene lo haga de otra manera o repita este proceso. Esta es mi Biblia de Journaling Católica. Es en inglés. No creo que he terminado esta página, pero ya está más presentable que cuando comencé. Quizás escriba en otra ocasión sobre Bible Journaling. Es algo que me encanta hacer.

Bible Journaling con el verso para enero de mi palabra del año.
  • Facebook
  • Pinterest
  • Twitter
  • Google+
  • Gmail
  • Print Friendly
  • Yahoo Mail
  • Blogger

No sé cómo se desarrollará esta palabra en mi vida durante el 2019, pero Dios no defrauda. Y sus planes para mí son mejores que los mios. Así que espero con expectativa, curiosidad y esperanza para ver Su obrar en mi vida.

Si utilizas algún enlace de nuestra página que te lleve a Amazon y decides comprar, Amazon nos enviará una comisión por referirte. El precio que Amazon te da no aumenta ni disminuye por mi recomendación. Y mi recomendación no está influenciada por la comisión recibida. Si decide comprar por medio de nuestro enlace estaremos muy agradecidos.

¿Te gustó la palabra del año? ¿Crees que es algo que te gustaría hacer? Me encantaría saber si lo hiciste. No tienes que compartir tu palabra con todos. Aunque es importante que la compartas con par de personas para que te ayuden a ver cómo Dios se está manifestando en tu vida.

Pin It on Pinterest

Share This