La Historia de Betsabé

Betsabé, cuyo nombre significa “la séptima hija” o “la hija del juramento”, estaba bañándose como era costumbre después de la menstruación. Me imagino que ella estaba pensativa, pues su esposo Urías estaba peleando en la guerra. Mientras ella se bañaba, David, el rey, se fijó en ella y la deseó. Al indagar sobre ella, le dicen que ella se llama Betsabé y es esposa de uno de sus soldados. Él la manda a buscar y se acuesta con ella.

David, el músico, poeta, piadoso practicante, guerrero, rey pasa de una reputación impecable a violador y luego a asesino, pues mandó Urías a morir en batalla al enterarse que Betsabé quedó embarazada. Muchas personas pintan a Betsabé como una seductora. El texto bíblico no dice que ella lo sedujo, pero dice que David la vio, mandó a preguntar por ella, mandó a buscarla y se acostó con ella.

En nuestra cultura, muchas mujeres son víctimas del abuso sexual. Muchas han sido violadas o seducidas por una persona en poder, respetado por muchos. Quizás respetado tanto, que nadie le ha creido su acusación contra él.  Otras han sido violadas por una persona de su entera confianza. Muchas viven con ese dolor en su corazón y cargan el pecado cometidos contra ellas  con vergüenza.

Dios llama a todos, incluso a los poderosos, a cumplir sus mandamientos. Él es un Dios justo que defiende y que redime. Todos estamos llamados a vivir el noveno mandamiento, más aún los que tienen menores y otros a su cargo; el político, el pastor, el tío, el maestro, el entrenador.

Si eres una de ellas, el pecado no te pertenece. No carges con la culpa ajena. No permitas que el pecado de otra persona arruine tu vida. Habla con alguien. De seguro que hay alguna mujer que sabe por lo que estas pasando porque ella ha sufrido lo mismo.

Si nunca has sido víctima de un abuso sexual, probablemente conoces a alguna mujer que sí lo ha sufrido. Haz lo que puedas para ayudarla y pídele a Dios que la restaure. No la abandones ni permitas que la difamen y la culpen. Nuestra sociedad machista muchas veces obligan a la mujer a cargar con el pecado del hombre.

Noveno Mandamiento: No Codiciarás la Mujer de tu Prójimo

El Evangelio de San Mateo 5. 28 nos dice <<El que mira a una mujer deseándola, ya cometó adulterio con ella en su corazón.>> El noveno mandamiento nos manda que seamos puros y castos en pensamientos y deseos porque ellos desequilibran la sexualidad e incitan al pecado. Los pensamientos y deseos impuros son pecado cuando la voluntad se complace en ellos, aunque no se realice el acto impuro; pero no son pecado cuando la voluntad no los consiente y procura rechazarlos.

La imaginación es una herramienta maravillosa y poderosa, pero también puede ser un verdadero peligro cuando está fuera del control de la inteligencia. Con razón Santa Teresa llamaba a la imaginación <<la loca de la casa>>. El noveno mandamiento nos aconseja ponerle <<riendas>> a nuestra imaginación cuidando lo que vemos, lo que oimos, y lo que leemos para no caer en tentación.

Oración

Padre, perdonar no es fácil cuando lo que deseo es justicia y venganza por el mal hecho en mi contra. Por favor ayúdame a comenzar el proceso de perdonar. Ayúdame a poner en tus divinas manos este pecado que no me pertenece. Aleja de mí todo deseo de venganza. Sé que esto es un proceso que me tomará tiempo. Te suplico que cada vez que vengan a mí pensamientos negativos sobre esa persona que me lastimó tanto, los conviertas en una bendición para él y para mí. Ayúdame a restaurar mi confianza en los hombres y líbrame de sumergirme en la mentalidad de víctima. Yo soy hija de un Rey. Yo soy fuerte. Yo soy vencedora. Yo soy una mujer llena de gracia. Yo soy amada. Me has vestido de realeza. A Ti pertenezco. Amén.

Comente:

¿En qué aspecto te identificas con Betsabé?

Comparte:

Si crees que este artículo será de bendición a otras, dale LIKE o SHARE y así nos ayudarás a llegar a más mujeres. ¡Gracias!

  • Facebook
  • Pinterest
  • Twitter
  • Google+
  • Gmail
  • Print Friendly
  • Yahoo Mail
  • Blogger
  • Facebook
  • Pinterest
  • Twitter
  • Google+
  • Gmail
  • Print Friendly
  • Yahoo Mail
  • Blogger
  • Facebook
  • Pinterest
  • Twitter
  • Google+
  • Gmail
  • Print Friendly
  • Yahoo Mail
  • Blogger
  • Facebook
  • Pinterest
  • Twitter
  • Google+
  • Gmail
  • Print Friendly
  • Yahoo Mail
  • Blogger
  • Facebook
  • Pinterest
  • Twitter
  • Google+
  • Gmail
  • Print Friendly
  • Yahoo Mail
  • Blogger
  • Facebook
  • Pinterest
  • Twitter
  • Google+
  • Gmail
  • Print Friendly
  • Yahoo Mail
  • Blogger

Pin It on Pinterest

Share This