La temporada de vacaciones ha llegado y es hora de hacer las maletas.  La pregunta que todas nos hacemos es… ¿Qué me llevo? Uno quisiera llevarse todo.  ¿Verdad?  Pero lamentablemente no es práctico.

A continuación te daré algunas ideas para empacar más eficientemente para que después puedas disfrutar tus vacaciones sin el estrés de pensar qué te vas a poner.

A la hora de empacar, todo dependerá del tipo de viaje al que vayas a ir: vacaciones, negocios, visitas familiares, etcétera.  Me concentraré en viajes de vacaciones, ya que esta es la temporada, aunque algunos consejos aplican a todo tipo de viaje.

 

1.      Una pieza de vestir, dos usos

Con el mismo pantalon de color neutral, hacemos tres combinaciones. Note que los conjuntos tienen sus accesorios.
  • Facebook
  • Pinterest
  • Twitter
  • Google+
  • Gmail
  • Print Friendly
  • Yahoo Mail
  • Blogger

Con el mismo pantalon de color neutral, hacemos tres combinaciones. Note que los conjuntos tienen sus accesorios.

Seamos realistas.  ¿Cuántas veces te has llevado ropa de viaje y regresas con ella sin usar?  Nos pasa a todas.  Recuerda, en la mayoría de los casos, estamos limitadas a una sola maleta y generalmente, no debe pesar más de 50 libras.  ¿Entonces, qué llevó?

Cada pieza de vestir debe tener al menos dos usos.  Para lograr esto debes llevar ropa que se pueda combinar una con la otra.  Los colores neutrales son excelentes para lograr este propósito. Un pantalón oscuro o color neutral se puede utilizar de día con un suéter o con una camiseta y zapatos casuales.  De noche, puedes utilizar el mismo pantalón oscuro con una blusa de vestir y zapatos de tacón.

Las piezas claves para mí son: un mahón, un pantalón oscuro, blusas de manguillos y una chaqueta, tipo blazer.  Esas piezas son súper versátiles a la hora de combinarlas con otras piezas de ropa.

Si el viaje es de más de una semana, lleva ropa interior para una sola semana y lávalas a mano.  (Recuerda llevar un poco de detergente de lavar ropa y una bolsa para tu ropa sucia. Una hoja de secadora también es muy útil para minimizar el olor de la ropa sucia que guardas en la bolsa).

Lo mismo aplica a la ropa.  Debe ser ropa fácil de enjuagar a mano de ser necesario.  Si viajas por más de una o dos semana, lava ropa a mitad de viaje.  Puedes comprar detergente donde lavarás tu ropa, ya sea en el hotel, en un “laundromat” o en el crucero.  He viajado en cruceros que te hacen ofertas de lavarte toda la ropa sucia que quepa en una bolsa que ellos proveen por una cantidad fija de dinero.  Aprovecha estas ofertas.

Recuerda llevar un set de ropa para simplemente estar en el hotel o en el crucero los días de alta mar.  Para dormir, dos conjuntos son recomendables.  De igual manera, si piensas hacer ejercicios, llévate dos conjuntos que sean fáciles de enjuagar.

 

2.  Sólo tres pares de zapatos.

¡Qué mucho nos encantan los zapatos a las mujeres! Pero mi recomendación es que sólo debemos llevar tres pares.  Uno para ocasiones casuales, uno para actividades nocturnas y el último para estar en el hotel o en la piscina.  (Excepción: Si piensas hacer ejercicios, como correr, pues llévate tus zapatos atléticos también).

¡Esto es importantísimo!   Los zapatos no deben ser nuevos.  Debes haber usado los zapatos por unas semanas antes de decidir llevarlos contigo en tu viaje.  No sabes si el zapato te va a molestar hasta que no lo hayas usado por un tiempo.  ¡Qué horrible sería llevar un par de zapatos que luego resultan ser incómodos!

 

3.  Toma fotos de las combinaciones

Antes de empacar, toma fotos de las diferentes combinaciones elegidas. (Como las que les presento aquí.)

En la cama, coloca el pantalón, la blusa, los accesorios y los zapatos que componen un “look” y tómale una foto.  Esto toma tiempo y quizás requiera que te midas los conjuntos antes de empacar, pero te ahorrará mucho tiempo y estrés a la hora de vestir. Haz lo mismo para cada “look”.

Además, esto te ayudará a determinar si cada pieza tiene al menos dos usos.  La pieza no se empaca hasta que no tenga más de un uso.

Toma las fotos con tu celular y así, al momento de vestirte, te servirán para decidir qué ponerte.  Desde que hago esto, mis conjuntos siempre están bien coordinados con sus accesorios.  Además, como viajo tanto para negocios, ya simplemente miro las combinaciones hechas para otros viajes y escojo los conjuntos que me llevaré.

4.  Maquillaje neutral para toda ocasión

No es necesario llevar todo tu maquillaje y todas tus brochas. Trae contigo base, correctores, rubor, una paleta de sombras, delineador y rimel de ojos.  Dos lápices labiales con sus delineadores y tus brochas básicas son suficientes. Escoge una paleta de colores que sirva tanto para de día como para de noche, cuyos colores se puedan utilizar con cualquier vestimenta.

Nota adicional: A mí me gusta llevarme mi champú, acondicionador, y mi secadora de pelo, pero la mayoría de los hoteles los provee como una cortesía.  Usa tu criterio personal.  Recuerda llevarte un convertidor si viajas a otro país.

5.  Empacar para minimizar las arrugas en la ropa

Un papel "tissue" en cada doblez y luego colocas la pieza en una bolsa plástica.
  • Facebook
  • Pinterest
  • Twitter
  • Google+
  • Gmail
  • Print Friendly
  • Yahoo Mail
  • Blogger

Un papel “tissue” en cada doblez y luego colocas la pieza en una bolsa plástica.

Hoy día no se necesita planchar tanto.  Ya las vestimentas ni se estrujan. Pero siempre tenemos ropa que sí requiere planchado.  Esas piezas se deben proteger un poco más al momento de empacar para minimizar las arrugas.

La mejor manera es doblando la ropa con papel “tissue” (el que se utiliza con las bolsas de regalos).  Dentro de cada doblez, debe haber este tipo de papel.  Luego, envuelves la pieza en una bolsa plástica.

Al llegar a tu destino, saca la pieza y cuélgala en el ropero.  Si tiene algunas arrugas, puedes utilizar tu secadora de pelo o la puedes colocar en el baño y dejar que el vapor de una ducha bien caliente se encargue de eso.

Puedes empacar todas tus piezas de esta manera, pero toma tiempo, ocupa más espacio y realmente no es necesario para las piezas que no se arrugan con facilidad.

Recuerda, al llegar a tu destino final, desempaca tu maleta lo más pronto posible.  Cuelga la ropa que está muy estrujada en el baño con vapor.  Utiliza las gavetas y el ropero del cuarto.  Están ahí para tu uso.

 

—–

Ahora que empacaste, ve y disfruta del resto de tu día.  Si te gustó algún punto en específico o si tienes tus propias recomendaciones, por favor déjanos saber en el área de comentarios.  Me encantaría conocer tus ideas.  ¡Buen viaje!

Pin It on Pinterest

Share This